14.9.06

Quiero seguir siendo un niño

No todos los días cumplimos años, pero todos tenemos días malos. Mis amigos, al menos algunos de ellos, entenderán lo que aquí expongo. Sin embargo, hoy no es un día más. Tampoco es un día cualquiera. Hace 29 años nacía el individuo que ahora escribe estas líneas. Supongo que habrá que celebrarlo.

En aquella ocasión, el cielo se derrumbaba sobre nosotros. La tormenta duró toda la noche. Vine al mundo entre rayos, truenos y ríos de agua. Eso cuentan quienes me conocen desde el principio. “Si hubieras sido niña, te hubieran llamado Bárbara”, suele comentar a menudo mi dulce abuela Aurora. Carmen, mi otra mamá grande, recuerda con lágrimas en los ojos aquella imagen de un niño feliz, pedaleando en su triciclo bajo la lluvia de un otoño incipiente, empapado hasta los tobillos.

Pienso en mamá, en papá… Pero hoy, sobre todo, pienso en mi querida Yiya, que en días como éste, me preguntaba puntualmente: “¿Mi niño, qué quieres que te regale?”. Para ella, siempre fui un niño. A pesar de los años.

Esta será la primera vez que sople las velas sin ella. Añoraré su eterna sonrisa. Sobre la mesa faltará un regalo. Caerá la noche. Y antes de dormir, miraré al cielo para soñar con un hada madrina que siempre verá en mí a un niño. Sí, Yiya, sólo tu magia puede hacer que siga siendo un niño.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

El niño tiene ya canas en los güevos. Felicidades, chaval

Anónimo dijo...

y en los pelillos de las orejas... ohhh!!!

Chematron Complex dijo...

Tío, mira a ver si escribes un libro, que las lágrimas caen por mis absurdas mejileas

Guille dijo...

Felicidades, ¡¡¡tío grande!!! Aunque con un día de retraso, veo.

Si estamos hechos unos chavales, hombre, no llores, mariquitaaaaaa.

te añado a mis exclusivisimos links, que seguro que te reportarán múltiples visitas (especialmente femeninas, je).

Un abrazoooo

Anónimo dijo...

Hay que sentir como sientes para expresar lo que expresas . Eres un ser maravilloso. Te quiero. Mama