22.5.07

A veces yo

Fijo la vista en el espejo y no veo nada, pero al mirar hacia abajo descubro unos pies grandes que sostienen todo el peso de mi corpachón. El suelo del cuarto del baño es azul, como las fotos que nunca quise que nadie viera. A veces me entretengo fingiendo que vivo en este mundo. Me asomo a la ventana y saludo a la gente que veo pasar por la calle. Por lo general, nadie me responde. Me miran con extrañeza y luego prosiguen su camino. Me da por pensar que todo aquel que me ignora es un incrédulo. Peor aún: un vulgar incrédulo. Después... Cierro la ventana.

Otras veces me gusta creer que soy yo el que aparece en el espejo del cuarto de baño. Me afeito o me lavo los dientes mientras apoyo la mano izquierda sobre la pared. Y miro al suelo, que es azul. O miro de reojo al espejo y veo a un tipo extraño que me saluda. Por lo general, nunca le respondo. Me siento extraño al mirarle. Uso un poco de loción para después del afeitado o me enjuago la boca, según el momento. Vuelvo al mirar al espejo y ahí estoy yo. Parece increíble, pero es cierto: soy yo. Aunque eso sólo me ocurre a veces.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Un abrazo entre la rumba más estridente impropia para ese momento. Varios cruces de miradas, sonrisas que se suman a tres conversaciones sobradamente justificadas.

Cada vez que te veo, me veo. Tus enormes piernas, tus torpes brazos, tus continuas carcajadas a causa una sóla payasada. Ni periodismo, ni fiat, ni el color de nuestra escritura... Nada es tan sinónimo como parece. Nada tan extraño como el tiempo que nos dividió. Mucho ha cambiado y, sin embargo, es lo mismo.




Ha sido un placer haber descubierto tu página, pero sobre todo, haber compartido tantos y tan buenos momentos contigo.

Gracias amigo!

Fran Gómez.

Quejio dijo...

Buenas ...

He parado a tu rincón a través de Hojas de nácar. Y ha sido un placer poder leerte.

Espero pasar más veces por aquí, un saludo lunático.

julio dijo...

isaac, qué ilusión me ha hecho que vieras mi blog! El tuyo es una pasada, forma y contenido, pienso ponerte un link ahora mismo para estar pendiente de lo que vayas subiendo.
Me ha encantado todo lo que guardas en los bolsillos, no los vacíes nunca del todo.

Julio.

julio dijo...

Sí, son mías, por fin me compré una camarita medio qué y la verdad es que se aprende a mirar de otra manera... Dile al "pajarito" que hoy me apunto a las opos de rtve.

adictaacruzarenrojo dijo...

Pasaba por aqui....como quien suele ir por la avenida Italia y un día cualquiera le apetece perderse, ir por otra calle (que suele tener el nombre de alguien famoso a quien no conoces...pero que es famoso porque de hecho tiene una calle...)
Me alegro de haberme perdido por aquí, me gusta lo que escribes...
Repetiré...

adictaacruzarenrojo dijo...

Con que peces que hablan...interesante...
Yo conozco a los que mienten...pero esos mejor no te los presento...
A ver si encuentro a los que cuentan chistes...
Que amigos más raros tenemos ¿no?
Nos vemos en las alturas o (en los cruces...)(encantada)

vega dijo...

también encantada. ya sabía yo que "adicta a cruzar en rojo" tenía que traer cosas buenas... conocer esta azotea es la primera. volveré! (amenazo)

laura dijo...

Gracias Issac, por tu segundo comentario...me ha hecho mucha ilusion. Y sí, llevas toda la razon del mundo en lo que dices...pero siempre cuesta verdad? Pero bueno, hoy saldré a la calle, y sonreiré, que ya toca...
Un besito...

La escritora de "pequeñas" palabras...

Pablo dijo...

Los desvaríos de sentirse vivo...

¿Quién no ha hablado delante del espejo alguna vez?

Mírate "La última noche" de Spike Lee...

No sé, yo me miro al espejo y digo, esta luz no me favorece... pero no hago nada por cambiarla.

Y a ti nunca te ha pasado que has mirado a alguien y es como te vieras a ti mismo...

Te ves reflejado y despareces...

;)

donpie

(jo, que nos vemos en siete días!)

Beauséant dijo...

quizás el espejo sea nuevo, a veces, cuando no nos conocen lo suficiente tardan un poco en sintonizar.. por eso los espejos de los hoteles siempre devuelven otras personas.

lamaladelapelicula dijo...

Es bueno leerte. Bueno para el alma. Bueno y esencial.

gracias

un saludo desde mi rincón