12.11.06

Un nuevo amanecer

Desde hace algunos días mi vida es una cuenta atrás, un guión escrito de antemano por ti, una película basada en hechos reales que supera por igual la realidad y la ficción. Una historia con principio, desarrollo y desenlace con nosotros como protagonistas. Tú y yo.

Todo comienza en el mes de abril. Un día cualquiera. Un año cualquiera. El principio puede ser el principio de cualquier historia: dos personas que se encuentran; una simple casualidad (o una casualidad simplemente); una calle vacía (en una bella ciudad); una mirada… Y mientras aparecen en pantalla los créditos de entrada, ella sonríe. Entretanto, el sol se desvanece en el horizonte. La luz se apaga. Un fundido a negro da paso al título de la película.

El desarrollo ya lo conoces. Una cita por la noche. Cena en primer lugar. Tomaré sopa, gracias. Yo también. Vino para acompañar. La vela permanece encendida en el centro de la mesa. Luz tenue. ¿Cómo llegaste aquí? ¿A qué te dedicas? Sí, yo tampoco soporto a esos hipócritas que parecen tener solución a todos los problemas que el mundo padece. El mundo está hecho una mierda. ¿Tomarán algo de entrante? Sí, una verdadera mierda. De postre he de recomendar a los señores la tarta de la casa. No tomaremos postre, gracias.

A eso de las dos de la madrugada, tras la cena y dos copas de más, llega el momento del beso. El cielo estará a sus pies en tan sólo unas semanas. Antes, ella habrá jurado pasar el resto de sus días junto a él. Tal vez después.

El tiempo pasa. Una noche, dos noches, tres noches. Un coche que atraviesa el país. El mar como telón de fondo. Lisboa es demasiado grande para los dos. El viento azota sus rostros mientras pierden la mirada en el infinito. Dos cuerpos que se entremezclan. Una noche más. Un viaje inolvidable. Y tantas otras noches.

La vela se derrite. La luz se debilita. Son demasiados los recuerdos que pasan por su mente en un solo momento. Sentado sobre la cama, el joven enamorado lee con atención los folios que acaba de encontrar en un cajón de la mesita de noche. Es el guión de una película que narra el encuentro de dos personas. Un día cualquiera del mes de abril. Un año cualquiera. Una historia con principio, desarrollo y desenlace con nosotros como protagonistas. Tú y yo.

El desenlace ya lo conozco. Tres protagonistas son demasiados para esta historia. La vela se consume. La luz se apaga. Pero el sol aparece lentamente en el horizonte. Y mientras la luz cálida de un nuevo amanecer sortea la silueta de un hombre en primer plano, una última palabra aparece sobreimpresa en la pantalla. Fin. Después, fundido a negro.

10 comentarios:

chemasanchez78 dijo...

Lo prometido es deuda, amigo. Se te echa de menos en la meseta, la fría meseta. Decídete ya, lánzate y pisa editoriales, busca que te publiquen un libro. Escríbelo, lánzate. El don de la palabra queda en el papel, lo que se dice lo hace volar el viento.
PD. Cambié el enlace en mi web, amigo.

Beauséant dijo...

tres protagonistas son demasiado para casi cualquier historia, se mezclan las historias como radios sintonizadas en la misma emisora...

sardinita dijo...

si, escribe, escribe más, de todo esto tiene que salir una estupenda novela, animate
abrazo desde el desierto

SANTIAGO dijo...

Hola Issac, soy er Santi, el compi de Carolina, aunque yo no soy de leer que sepas que de vez en cuando le echo un vistacillo a tu blog y enhorabuena, escribes cosas que gusta leer (aunque claro, no por ello vaya aficionarme yo a la lectura). Bueno, pos nada chaval, solo queria eso, felicitarte y darte un saludo. Mio y de la rubia, aunque ella a esta hora ya debe andar por el quinto sueño, que ma salio mu dormilona. Enga, nos vemos.

Lunaria dijo...

Me gustó el post.
Por desgracia son muchas las historias en las que uno mas uno son tres. Y al final, fundido a negro.
Un saludo.

isaaclore dijo...

Gracias a quienes me lanzáis ánimos para seguir escribiendo. A pesar de que escribir es una tarea íntima, a veces reconforta saber que lo que escribes despierta alguna sensación en el que lo lee. Haber creado este blog ha supuesto para mí romper ese círculo (demasiado) íntimo en el que deambulaban mis escritos. Por otro lado, ha sido una gran experiencia descubrir las altas dosis de creatividad e ingenio que encuentro en muchos blogs...

Sardinita, Lunaria, Beauseant... va por vosotros.

Chemón... Un abrazo grande, amigo.

Santi, menuda sorpresa saber de ti. Un fuerte abrazo. Espero que nos reencontremos pronto en esa gran ciudad que es Málaga. Besitos pa la rubia.

Ciao.

José María dijo...

otro abrazo fuertote. Me dio recuerdos para ti el Villa.Y sí, la foto es de Cádiz. Buena tierra

Anónimo dijo...

Yo creo que tres no tienen por que ser demasiados. Es cuestión de organizarse.

Anónimo dijo...

Te lo tengo dicho. A escribir se aprende escribiendo. Manos a la obra y a por tu primera novela, Sr. López

CSM dijo...

hola hermafrodito. Soy el hermano de Chema, Carlitros, para más señas. ¿Cómo te va? Yo me conservo, en formol. Arrebuscando en el fotolog del casao he dado con tu página. Escribes bien, hombre. Te puedes dedicar al periodismo...
Un abrazo. Espero verte pronto.