22.2.07

Mirando hacia el cielo

Hoy simplemente quiero hablar de hoy. Quiero hablar de mí. Paso las horas sumergido en mi mundo de cuatro paredes, leyendo un libro y escuchando el suave punteo de una guitarra eléctrica que suena a través de los altavoces del ordenador. "Shine on you crazy diamond". Algun@s ya sabréis a qué disco me refiero. La música me hace vivir. Siento a través de ella. Pienso a través de ella. Escribo a través de ella. Como ahora, mientras los dedos de un gran guitarrista se deslizan sobre un mástil para hacer sonar una melodía irrepetible, capaz de transportarme a otro lugar sin salir de estas cuatro paredes que constituyen mi pequeño mundo. Aquí soy yo, simplemente yo. No necesito mucho más. Tan sólo el sonido de una guitarra, tal vez un saxo que acompañe mis pensamientos al compás que marca una batería.

Podría pasar media vida escuchando música. Como hoy. Música mezclada con el murmullo de la lluvia. La luz de la tarde se ha ido apagando a medida que ha dejado de llover. Pero antes de que el sol se haya despedido definitivamente de este día he salido la calle. Y esto ha sido lo que he visto al mirar hacia el cielo.

8 comentarios:

martika dijo...

Yo creo que tenemos que mirar más al cielo... Mucho más... Y mientras, tenemos la nariz tan pegada al suelo...

Risueña dijo...

La música, los libros, internet, tu azotea..., y tus ansias permanentes por comerte el mundo, la tierra y el cielo... Ese eres tú, y a quien no le guste que no mire.

Lunaria dijo...

Yo no puedo pasar un día sin escuchar alguna canción. No me imagino una vida sin ella.
Esos momentos a los que te refieres yo los valoros y disfruto muchísmo.

Beauséant dijo...

cierto, es fáil pensar que uno no necesita más que una canción sonando de fondo, pero a veces se necesitan decorados que hagan buena la banda sonora..

por cierto, tus indicaciones sobre escultura han sido un éxito, muchas gracias ;)

Sardinita dijo...

podría ser la letra de una canción, un bobdylan o uno de snowpetrol (según el día awelillo que tengamos)estaría encantado de ponerle su musiquita
:*

Natxo sin parentesis dijo...

Porque las nubes también saben componer su propia música

almu dijo...

La música para mí es al menos como el fondo de un cuadro en la vida. Siempre presente, distinta y adecuada a cada situación.(Y que mejor manera para disfrutarla...)

Come on you target for faraway laughter,
Come on you stranger,you legend,you martyr,
and shine!
... y sigue brillando diamante loco :)

Martika dijo...

POr cierto, voy a organizar en breve una velada literaria en mi casa, intentando juntar gente a la que le guste literatura... espero que te apuntes...
Besos